José Manuel Martínez, desde España

//José Manuel Martínez, desde España

José Manuel Martínez, desde España

By |2019-12-08T02:57:55+01:00diciembre 6th, 2019|Miembro del mes|4 Comments

José Manuel Martínez, M.D., es psiquiatra, Formador y Supervisor Internacional Integrativo (IIPA), Formador y Supervisor en Análisis Transaccional (EATA-ITAA) y Psicodramatista. Ha trabajado durante muchos años como Profesor Asociado de Psiquiatría en el Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina en Valladolid. Trabaja con niños, adolescentes y adultos y es Director del Instituto de Análisis Transaccional y Psicoterapia Integrativa (IATPI) en Valladolid, España. Ha publicado 45 artículos en Revistas Profesionales y 65 capítulos en diferentes publicaciones del ámbito de la Medicina, Psiquiatría y Psicoterapia.

 

¿Cómo llegaste a esta carrera?

Agradezco la nominación como Miembro del Mes de la IIPA. Es un honor para mi recibir este reconocimiento en este momento de vida, uno en el que tras mi jubilación miro hacia atrás y hago recuento de mi vida. Empecé los estudios de Medicina en Valladolid siendo aún un adolescente entusiasmado por conocer los misterios de la vida, de la muerte, del alma y del comportamiento humano.  Tras 40 años de vida profesional contemplo con afecto a aquél adolescente curioso, lleno de vitalidad y entusiasmo, que deseaba encontrar maestros que llenaran sus carencias. Durante mis estudios de Medicina fui impactado por mis profesores de Psicología y Psiquiatría, que tenían una visión poco convencional de la vida. Durante mi formación como psiquiatra mi necesidad de definición personal se tornó en una defensa activa de la psicoterapia en un mundo dominado por la Psiquiatría biológica. Mi tesis doctoral me había introducido en el mundo de la ciencia y de la metodología científica. Mis primeros maestros y mis lecturas, por otro lado, me descubrieron el mundo de la psicoterapia y del inconsciente. Sentía que podía ver las fortalezas y debilidades de los dos mundos, el de la psiquiatría biológica y el de la psicoterapia. Una posición difícil ya que sentía que tenía un pie en cada orilla. En cierto sentido esta posición me era conocida y la experimentaba  como alguien que es invitado a tomar parte por alguno  los lados de un conflicto y no quiere hacerlo con el riesgo de perder el sentido de pertenencia. No era fácil, sin embargo, defender la utilidad de la psicoterapia, basado más en mis convicciones y en mi fe que en la experiencia. La presencia de maestros como Fernando Leal, Fernando Colina, Concha de Diego, Roberto de Inocencio, Marco Mazzetti, Rosemary Napper y Richard Erskine, entre otros, me permitió explorar mi propio camino en el mundo de la psicoterapia e integrar mis conocimientos teóricos con la experiencia con muchos clientes sesión tras sesión, hora tras hora. Hubo muchos momentos de vacilación y de cansancio en este tiempo, que ahora comprendo se debían a la falta de los apoyos necesarios que poco a poco fui consiguiendo.

¿Cuál es el aspecto más valioso de ser terapeuta?

Me siento agradecido a todas las personas con las que he tenido la suerte de trabajar en la esperanza compartida de conseguir una vida mejor y más feliz. Mirando hacia atrás me doy cuenta de que he pasado buena parte de mi vida escuchando y compartiendo experiencias de todo tipo. En la atmósfera íntima que se crea en el encuentro entre dos seres humanos abiertos el uno al otro. En esa situación única en la que la esperanza y la  honestidad se encuentran. Eso creo que me ha hecho mejor en varios sentidos. Me siento agradecido por la confianza que mis clientes depositaron en mí, me siento privilegiado por eso, rico en afecto y contacto mutuo. Soy capaz ahora de apreciar matices y colores en aquellas situaciones que insisten en presentarse como una película en blanco y negro. Agradezco a mis clientes la oportunidad que me han dado de ser mejor, de conocerme mejor, de ser más paciente y más realista, de conformarme con lo que tengo y de poder decir adiós a fantasías grandiosas destinadas a compensar mi sentimiento de fragilidad y de vulnerabilidad.

Cuéntanos algo que la mayoría de la gente no sabría de ti

Disfruto muchísimo con el arte, la pintura, el teatro, y, especialmente, con la música. A lo largo de estos años, gracias a mi práctica profesional y a mi terapia personal he conseguido darme el tiempo y el espacio suficiente, en mi vida, y en mis relaciones, para poder sentirme a mi mismo, y conectar con los anhelos y necesidades que surgen a mi edad actual. El arte forma parte ahora de mis actividades diarias. Toco el piano casi diariamente y también la guitarra clásica y eléctrica. La vida tiene ahora para mí colores y texturas que me hacen dar gracias a la naturaleza, a mis amigos y a mi familia, a mi mujer y a mis hijos, a mi perrita, a mis colegas, a la comunidad de psicoterapeutas integrativos y a la IIPA por existir y estar ahí, donde los he necesitado y donde los sigo necesitando.

About the Author:

4 Comments

  1. amaia mauriz 08/12/2019 at 2:31 pm - Reply

    Pepe is great to see that you are the MEMBER of the MONTH! You have promoted Integrative Psychotherapy in Spain with wisdom and joy!
    Congratulations Pepe!!!!!

  2. anamolso 08/12/2019 at 4:25 pm - Reply

    Enhorabuena Pepe por este reconocimiento y por toda tu trayectoria !!…muchas gracias por compartir siempre tu sabiduría, sin duda uno de mis referentes dentro de la Psicoterapia Integrativa, Suerte para esta nueva etapa de tu vida, espero verte pronto, un abrazo!

  3. Isabella Nuboloni 09/12/2019 at 10:10 am - Reply

    Congratulations, dear Pepe! And thank you, very very much: your work, made in a so humile and competent way, is so precious! And, you are a great model as Integrative Psychotherapist and Trainer. A big hug!

  4. Pepe 09/12/2019 at 12:20 pm - Reply

    Dear Amaia, Ana and Isabella:

    Thank you very much for your gentle comments. I appreciate all of you very much and I am happy of making an integrative journey together.
    Big hug.

    Pepe

Leave A Comment